background image
     
 
     
Biografia Dr. Gustavo Baz Padra
 

     Códice Xólotl

 
 
Códice Xólotl
 

“…Las pinturas de letras para escribir con pinturas y efigies sus historias y antiguallas sus memorables hechos sus guerras y victorias, sus hambres y pestilencias, sus prosperidades y adversidades, todo lo tenían escrito y pintado en libros y largos papeles en cuentas de años, meses y días en que habían acontecido tenían escritas en estas pinturas sus leyes y ordenanzas, sus padrones, etc. Todo con mucho orden y concierto de lo cual había excelentísimos historiadores que con estas pinturas componían historias amplísimas de sus antepasados, las cuales no poca luz nos hubieran dado si el ignorante celo no nos las hubiera destruido por que hubo algunos ignorantes que creyendo ser ídolos las hicieron quemar siendo historias dignas de memoria y no de estar sepultadas en el olvido como están pues aún para el ministerio en que andamos del aprovechamiento de las ánimas y remedio de los naturales nos dejaron sin luz.”

“El  Códice Xólotl original se encuentra en la Biblioteca Nacional de Francia, dentro del fondo mexicano, Amoxcalli.

 

Fray Diego Durán
Historia de las Indias de Nueva España e islas de Tierra Firme.

En los códices coloniales, los tlacuilos (pintores indígenas) que eran maestros en el arte de escribir a la usanza indígena, continuaron pintando aspectos de la cultura y el desarrollo histórico de los pueblos mesoamericanos. Esta labor tradicional y de cultura permaneció hasta el siglo XVIII.

El Códice Xólotl es un documento texcocano cortesiano, aunque hecho con técnica indígena. Su contenido es de carácter histórico y geográfico, que relata la historia de los reyes texcocanos, desde el caudillo Xólotl hasta Nezahualcóyotl.

Características físicas
Este códice fue elaborado en papel de amatl (papel indígena) y consta de diez secciones determinadas por Aubin, uno de sus poseedores, aunque las dos últimas contienen un solo relato. Cada lámina mide aproximadamente 42 por 48 cm. Según Robertson, es posible que la forma original en que se compuso este documento fue en hojas individuales y que se haya doblado como biombo, como muchos códices prehispánicos que han llegado hasta nuestros días. El mismo Robertson opina que, por razones desconocidas, la presentación actual del códice es una alteración que se hizo muy posteriormente sin saber con que fines se hizo.

Formas y colores
No se tiene la certeza de que el Códice Xólotl haya sido una copia de algún original más antiguo, es decir, que haya existido un “Códice Xólotl Prehispánico”, así como tampoco que el que se conoce actualmente sea el único que se haya hecho antes o después de la conquista; ésta última como resultado del contacto y asimilación de las novedades cartográficas europeas. La vista que se nos presenta es de oeste a este, tomando como punto de referencia el conjunto de lagos de la cuenca del Valle de México y en ocasiones, la cordillera oriental de los volcanes. Los colores que se emplearon son variados y van del azul turquesa al rojo ocre, sin saber exactamente cuales fueron los pigmentos utilizados para su elaboración.

Fecha de elaboración
Se trata de un documento colonial, de principios de la Nueva España, es decir, antes de 1550. El historiador del arte Donald Robertson calcula que se pintó aproximadamente entre 1542 y 1546, o un poco antes. Además, afirma que su se pintó antes que los códices Tlotzin y Quinántzin, también de origen Acolhua -Texcocanos que representan con el Códice Xólotl la historia del pueblo chichimeca en la cuenca del Valle de México.

Lugar de origen
Es muy probablemente que se haya pintado en Texcoco, señorío que había sido la principal sede de grandes bibliotecas indígenas o amoxcallis, y que siempre se consideró como la capital de la cultura de la Triple Alianza y en general de todo el Valle de México y del imperio Mexica.

Contenido del códice
En el Códice Xólotl se relatan dos siglos de historia, y se puede precisar en la interacción de causa y consecuencia que el papel que juega la guerra en la formación del Tlahtocayotl Acolhua. Se puede hacer notar sin embargo, que la guerra no es un tema fundamental en este códice aunque no se desarrolla como único tema, ya que al parecer la convalidación de hechos por parte de los linajes dominantes es fundamental, de tal manera que adquieren también peso las relaciones de parentesco, las fórmulas de tenencia de la tierra, las migraciones y asentamientos de grupos étnicos diferentes en la región que en oleadas se vinieron dando en la cuenca del Valle de México. Según este documento, el caudillo Xólotl venido del norte hace una peregrinación pasando por lugares importantes como Tula, la capital de los toltecas hasta que se asentó en el norte de la cuenca del Valle de México, en donde comienza a señorear el lugar, es en este mismo sitio que se asienta primeramente en Tenayuca y con el tiempo cambia su residencia a Texcoco, fundando así las bases para el gran reino de Nezahualcóyotl, descendiente de Xólotl.

El Códice Xólotl es un documento que está formado por diez mapas; cada uno, exceptuando los mapas 8 y 10,  es una panorámica del valle de México (figs. 1, 2, 3). Los mapas están orientados con el este arriba; las montañas al borde del valle están en la parte superior de las láminas y el sistema de lagos está en la parte inferior. Por lo general, Texcoco está localizado a la izquierda cuando aparece, en la mitad de la página, entre los lagos y las montañas. Cuando aparece, su jeroglífico es un cómitl y una piedra dentro de un cerro. Este es un manuscrito enfocado en el lugar; la gente está relacionada con los sitios en que habita, y los hechos están ligados a los sitios en que ocurren. La narrativa empieza con la llegada de los chichimecas en el valle bajo Xólotl en la primera parte del siglo XIII y  continúa hasta el reinado de Nezahualcóyotl, aproximadamente 200 años después. 1

Podemos dividir el Códice Xólotl en dos partes 2. La primera parte, que son los mapas 1 al 6, trata de las actividades de los señores más antiguos de Texcoco; proporciona la información genealógica y política necesaria para entender los siguientes eventos así como los de la vida del rey Poeta: Nezahualcóyotl. La segunda parte empieza con el mapa 7 y narra la historia de cómo los tepanecas de Azcapotzalco trataron de usurpar el trono de Texcoco y de la campaña de Nezahualcóyotl para ganarlo de nuevo. La narrativa empieza en el rincón izquierdo, al pie de la página, con la entrada de Xólotl y sus partidarios al valle de México, desde el noroeste. El autor enfatiza claramente que Xólotl, de quien Nezahualcóyotl es un descendiente directo, era el primero de los chichimecas en entrar al valle y a reclamar las tierras vacías que encontró. También indica que Xólotl examinó las ruinas toltecas de Tula, (localizado abajo, a la izquierda fig. 4). Es un acta que demuestra explícitamente que los toltecas ya no existieron como poder centralizado, y que legitima el reclamo de tierra hecho por Xólotl 3.

En el mapa 2, el autor anota cuidadosamente las relaciones entre los varios grupos inmigrantes que van llegando al valle, indicadas por el orden de aparición en cada caso. Xólotl es el primero, seguido por otros seis grupos chichimecas que al parecer son sus partidarios, y es a Xólotl que los historiadores quieren ver representado reclamando la tierra, sin ninguna oposición por parte de los toltecas quedándose en el lado norte de la Cuenca del Valle de México principalmente. Los siguientes inmigrantes chichimecas son los tepanecas, los otomíes y los acolhua. Los tres grupos se presentan a Xólotl en Tenayuca, primera capital de Xólotl; Acolhua de los tepanecas, Chiconchuauc de los otomíes y Tzontecoma de los Acolhua hablan con él (fig. 5). Xólotl les integra como lo que son, sus partidarios, y termina por darles tierra y a sus hijas en matrimonio 4.  Más importante para la historia de Nezahualcóyotl es el matrimonio entre el señor de los tepanecas nombrado Acolhua y la hija de Xólotl. Es un acta que enlazan los tepanecas con los acolhua. Los mapas 3, 4 y 5 ilustran instancias de dominación política y militar chichimeca sobre poblaciones toltecas, como los culhua. El autor ya ha establecido que son los chichimecas de Xólotl quienes llevaron el poder en el Valle de México, y empieza a narrar los esfuerzos de los tepanecas para tomar este  poder. Esta parte empieza en el mapa 7, con las actividades de Tezozómoc de Azcapotzalco, este Tezozómoc es el nieto de Xólotl, y forma parte del grupo de herederos potenciales al poder. Un gran descontento e intriga por parte de los nobles,  excluidos en la selección del tlatoani, ocurría de común 5, y parece que Tezozómoc creía que tener el derecho a reinar sobre la región de Texcoco.

Desde este punto, el autor explica las intrigas políticas que Tezozómoc y sus partidarios hacen en contra de los señores de Texcoco, Ixtlilxóchitl y su hijo Nezahualcóyotl, según el códice, lo que causó el conflicto fue las demandas de tributo de Tezozómoc, que se conformaba de mantas en cantidades cada vez más grandes 6. Estas demandas insinuaron que los tepanecas dominaban a los acolhua. Los acolhua, por su parte, no se consideraban subordinados a Tezozómoc, y sus demandas causaron la guerra tepaneca acolhua (fig. 6), de que se trata la mayor parte del mapa 7, Aunque Tezozómoc se rindió a Ixtlilxóchitl después de cuatro años 7,  la intriga política continuó. En el rincón superior, a la izquierda, vemos al asesinato de Ixtlilxóchitl (fig. 7) bajo las órdenes de Tezozómoc 8.  Nezahualcóyotl habría sucedido al trono, pero los tepanecas y sus partidarios le forzaron a huir de Texcoco. El mapa 8 y mapa 9 (figs. 2,3), narran la persecución de Nezahualcóyotl por los señores tepanecas, Tezozómoc, y su hijo Maxtla. Es aparente que esta sección, del mapa 7 al 9, se trata de un periodo más corto que lo de la sección anterior. La extensión de lo narrado se estrecha más cuando trata de las actividades de Nezahualcóyotl casi en nivel cotidiano. El autor describe cada trance y cada escape difícil de Nezahualcóyotl durante su huida de los tepanecas, desde su escape de un palacio lleno de enemigos (fig. 8), hasta su escondite bajo ramos de chía (fig. 9), con la ayuda de sus partidarios leales, ambos nobles y comunes. Si se puede comparar el manuscrito a un drama, esta sección es el colmo de la historia; la historia llega al punto crucial en estos tres mapas. La composición del códice refuerza el carácter dramático de la narrativa de la huida de Nezahualcóyotl; el mapa 9 es más grande que los mapas anteriores el autor anexó en una sola dos hojas para facilitar la narración de más eventos todavía. (figs. 2, 3).

En contraparte notable con el detalle con que el autor trata de la persecución de Nezahualcóyotl, es la brevedad con que sucede su reinstalación al trono. En vez de continuar con la forma cartográfica, el historiador  termina esta sección de repente con una pareja de líneas, al parecer, verticales.

Presenta el resto de la historia en una columna de viñetas (f ig. 3). El autor no representa la guerra tepaneca, ni discute el resultado la derrota de los tepanecas en el año de 1428. El mapa 10 solamente representa a Nezahualcóyotl resumiendo sus deberes reales, e ilustra el traslado de poder atrasado entre Ixtlilxóchitl -ya muerto - y Nezahualcóyotl, en la mitad de la columna. El mapa 10 es el desenlace del drama de la huida de Nezahualcóyotl.

Un conocimiento de otras historias contemporáneas tratando de la guerra tepaneca aclara mucho sobre los motivos que tendría el autor en omitir la guerra de la representación pictórica. Las historias mexicas -y aún otras historias acolhuas-- explican claramente que Nezahualcóyotl necesitó la ayuda militar de los mexica (entre otras muchas tribus), para derrotar a los tepanecas y para reclamar Texcoco. Como las historias en que enfoca esta investigación, cada una de estas historias tiene un motivo distinto y demuestra prejuicios claros. Como claro ejemplo podemos decir que las fuentes mexicas menosprecian el papel de los acolhua en vencer sobre los tepanecas, porque tienen un propósito particular a los mexica como la de ilustrar la manera de cómo los mexica mismos ganaron su independencia de los tepanecas. Las fuentes acolhuas, en contraparte con las fuentes mexicas, indican claramente que muchos pueblos se juntaron en lucha contra los tepanecas - incluso a los mexica y a los acolhua. Aunque haya diferencias entre los detalles proporcionados, y aunque haya prejuicios claros, las historias de ambos puntos de vista indican que Texcoco no venció sobre los tepanecas sin mucha ayuda. En realidad, la coronación de Nezahualcóyotl ocurrió en Tenochtitlán, no en Texcoco 9.

Por razones de la política desfavorable, Nezahualcóyotl no pudo entrar en, ni reinar sobre, su propia ciudad por unos años más después de la guerra, sino que fue hasta el año 1431 10. Si el autor hubiera incluido este episodio en el Códice Xólotl, hubiesesido necesario admitir que Texcoco necesitó la ayuda de los Mexicas. Sin embargo, el autor omitió el evento para evitar daño a su declaración sobre la independencia y la legitimidad política de Texcoco.

El autor de este códice creyó necesario apoyar la historia de Nezahualcóyotl con casi dos siglos de historia chichimeca. Los estudiosos en la materia creen  que el propósito de crear el Códice Xólotl fue la necesidad de legitimar la reinstalación de Nezahualcóyotl y el gobierno que él fundó. El conflicto entre los tepanecas y los acolhua destaca el carácter tenue del poder político en el Valle de México. Pretensiones rivales al poder resultaba fácilmente en el conflicto, con el efecto de que el señor potencial necesitara buscar cualquier ventaja en legitimar su reclamo al poder. Es por esto que el Códice Xólotl propone que el señor legítimo de Texcoco sí era Nezahualcóyotl. Trata de probar esta pretensión por mostrar cómo los dos siglos de historia chichimeca que antecedieron prepararon todo para su reinado. El autor tiene que presentar los antecedentes de Nezahualcóyotl como los más poderosos, y a la dinastía de Texcoco como la más legítima fuerza política del valle. Tiene que presentar a Nezahualcóyotl mismo como el heredero a esta dinastía como señor legítimo, y uno que fue maltratado gravemente.

Esto parece confirmar así la superioridad que querían anteponer a la grandeza Mexica los texcocanos después de la conquista, haciendo ver de esta manera que Texcoco había tenido mejores inicios y con más derechos sobre la tenencia de la tierra del Anáhuac, antes que los sojuzgadores del Valle de México. Con esto quizás el autor se desligaba de la sombra que cargaban todos los amigos de los mexicas en la incipiente Nueva España.

Este bello documento, representativo de la legendaria e incipiente cultura náhuatl en la región de Texcoco tiene una historia muy peculiar. Estuvo en poder de Fernando de Alva Ixtlilxóchitl, siendo una de sus principales fuentes utilizadas para elaborar su "Historia de la nación chichimeca". Tras numerosos análisis, se ha concluido que el códice original se extravío, y éste que poseyó el cronista es una copia realizada en la primera mitad del siglo XVI, es por esto que le decimos “cortesiano”, es decir, que fue elaborado ya en la época post conquista; ésta conclusión está sustentada en la presencia de algunos glifos de franca influencia europea.

Al fallecer Ixtlilxóchitl, su biblioteca fue administrada por el historiador mexicano Carlos de Sigüenza y Góngora (1645 - 1700), quien la lego al colegio de Jesuitas.

Después paso por las manos de Lorenzo Boturini Bernarducci, Mariano Fernández Veytia y de la secretaría del Virreinato. Por el año de 1830 llegó a México el francés Joseph Aubin; este avaro coleccionista recopiló magníficos documentos históricos entre ellos el Códice Xólotl, llevó el material clandestinamente a Francia, a través de la aduana de Veracruz. El 11 de abril de 1889, vendió su valiosa colección a Eugéne Goupil, quien decide donarla a la Biblioteca Nacional de París, repositorio donde se encuentra actualmente.

AHMT/EAFM/Diciembre 2010.

     
 
 
 
Figura 1. Mapa 1, Códice Xólotl, Bibliothéque Nationale, París
 
     

 

     
 
 
 
Figura 2. Mapa 9, Códice Xólotl, Bibliotheque Nationale, París.
 
 
 

 

     
 
 
 
Figura 3. Mapa 10, Códice Xólotl, Bibliotheque Nationale, Paris.
 
     

 

     
 
 
 
Figura 4. Detalle, la exploración  de Tula por Xólotl, Mapa1, Códice Xólotl,
Bibliotheque Nationale, Paris; dibujado por el autor
 
     

 

     
 
 
 
Figura 5. Detalle, los tepanecas otomí y acolhua en Tenayuca, Mapa 2, Códice Xólotl,
Bibliotheque Nationale, Paris; dibujado por el autor
 
     

 

     
 
 
 
Figura 6. Detalle, la guerra entre los acolhua y los tepanecas, Mapa 7, Códice Xólotl,
Bibliotheque Nationale, Paris; dibujado por el autor.
 
     

 

     
 
 
 

Figura 7. Detalle, el asesinato de Ixtlilxóchitl, Mapa 7, Códice Xólotl,
Bibliotheque Nationale, Paris; dibujado por el autor.

 
     

 

     
 
 
 
Figura 8. Detalle, el escape de Nezahualcóyotl de su palacio, Mapa 9, Códice Xólotl,
Bibliotheque Nationale, Paris; dibujado por el autor.
 
     

 

     
 
 
 
Figura  9. Detalle, el escondite de Nezahualcóyotl bajo ramos de chía, Mapa 9 Códice Xólotl,
Bibliotheque Nationale, Paris; dibujado por el autor.
 
     

NOTAS

  • Glass, John B, A SURVEY OF NATIVE MIDDLE AMERICAN PICTORIAL MANUSCRIPTS, en Handbook of Middle American Indians, vol. 14, Austin, University of Texas Press , 1975. Pag.44
  • Dibble, Charles E., CÓDICE XÓLOTL, México, UNAM, 1980. Pag.89
  • Calnek, Edward, THE ANALYSIS OF PREHISPANIC CENTRAL MEXICAN HISTORICAL TEXTS, en Estudios de Cultura Náhuatl, vol. 13, México, UNAM, 1978. Pag.426.
  • Dibble, Charles E (Ibídem). Pags.33-35
  • Lockhart, James, THE NAHUAS AFTER THE CONQUEST, Stanford, Stanford University Press, 1992. Pag.32
  • Dibble, Charles E (Ibídem). Pag.90
  • Alva Ixtlilxóchitl, Fernando de, OBRAS HISTÓRICAS, México, UNAM, 1985. Pag.42
  • Dibble, Charles E (Ibídem). Págs. 96-97.
  • *  Feliciano Velázquez, CÓDICE CHIMALPOPOCA: ANALES DE CUAUHTITLÁN Y LEYENDA DE LOS SOLES, México, UNAM, 1975. Págs. 48-49
  •  Alva Ixtlilxóchitl, Fernando de (Ibídem) Págs. 8,284.
  • Offner, Jerome, AZTEC LEGAL PROCESS: THE CASE OF TEXCOCO, en THE ART AND ICONOGRAPHY OF LATE POST-CLASSIC CENTRAL MEXICO, Dumbarton Oaks, 1982. Pags. 87,98-99.

Bibliografía recomendada

  • Alva Ixtlilxóchitl, Fernando de, OBRAS HISTÓRICAS, México, UNAM, 1985.
  • Aubin, Joseph Marius Alexis, MAPA QUINATZIN, CUADRO HISTORICO DE LA CIVILIZACIÓN DE TETZCUCO, Francisco Martínez Calleja (trad.) en Anales del Museo Nacional de México, México , México, 1886.
  • Calnek, Edward, THE ANALYSIS OF PREHISPANIC CENTRAL MEXICAN HISTORICAL TEXTS, en Estudios de Cultura Náhuatl, vol. 13, México, UNAM, 1978.
  • Dibble, Charles E., CÓDICE XÓLOTL, México, UNAM, 1980.
  • Glass, John B, A SURVEY OF NATIVE MIDDLE AMERICAN PICTORIAL MANUSCRIPTS, en Handbook of Middle American Indians, vol. 14, Austin, University of Texas Press , 1975.
  • Lockhart, James, THE NAHUAS AFTER THE CONQUEST, Stanford, Stanford University Press, 1992
  • Noguez, Xavier, CÓDICE XÓLOTL, Revista Arqueología Mexicana, Número 106.
  •  Offner, Jerome, AZTEC LEGAL PROCESS: THE CASE OF TEXCOCO, en The art and Iconography of late Post-Classic central México, Dumbarton Oaks, 1982
  • Varios autores, CODICES COLONIALES, Revista Arqueología Mexicana, Numero 38.
  • Vega Sosa, Constanza, CÓDICES Y DOCUMENTOS SOBRE MÉXICO, TERCER SIMPOSIO INTERNACIONAL, Serie histórica, INAH
  • Velázquez, Feliciano, CÓDICE CHIMALPOPOCA: ANALES DE CUAUHTITLÁN Y LEYENDA DE LOS SOLES, México, UNAM, 1975.


   
 
Se presentan libros digitalizados completos online para su lectura en los cuales se pueden consultar principalmente todo lo escrito acerca de Tlalnepantla
 
 
   
   
     
   
 
Actividades del Instituto Municipal de Cultura realiza para el desarrollo de los Tlalnepantlenses
 
 
   
   
     
   
 
Presentamos videos de las zonas históricas y culturales de Tlalnepantla así como videos del
Bicentenario y Centenario
 
 
   
   
     
   
 
La XLVII Legislatura del Estado de México, con fecha 23 de diciembre de 1978, otorga al municipio de Tlalnepantla el nombre de "Tlalnepantla de Baz",...
 
 
   
   
     
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
     
 
 
MÁS OPCIONES
Plug Ing Flash Adobe Reader
REDES SOCIALES
       
 
   
 
INFORMACIÓN
Archivo Histórico Municipal
Centro Civico y Cultural
"Sor Juana Inés de la Cruz”
Porfirio Díaz s/n esq. Francisco I. Madero Col. San Javier. Tlalnepantla, Estado de México
C.P. 54000.
Asistencia Telefónica 01-55-5565-1813
archivohistorico@tlalnepantla.gob.mx
Eres el Visitante N°.
 
Biografia Dr. Gustavo Baz Padra