Noticias

 
  NI UNA MUERTE MÁS PRODUCTO DE UN CONDUCTOR EBRIO EN TLALNEPANTLA: PABLO BASÁÑEZ  
     
21 de enero del 2013  
         
   
     
 
• El objetivo del programa es prevenir y está blindado contra el influyentismo, no cabe el fuero.

• Propondrá al Cabildo aplicar sanciones económicas ejemplares para disuadir esta conducta.

 
 
 
El presidente municipal Pablo Basáñez García, afirmó que el objetivo del alcoholímetro es la prevención, y no la sanción, “de lo que se trata es de prevenir una muerte más producto de un conductor ebrio en Tlalnepantla, por eso en el 2013 se retomó, reconociendo lo que se hizo bien a través de un programa plenamente certificado”.

Ricardo Carmona Ponce, director de Tránsito, Vialidad y Transporte, informó los resultados del programa del pasado fin de semana, en el que 42 conductores resultaron positivo a la prueba durante los dos primeros días del reinicio de su aplicación, 25 el viernes y 17 el sábado, 39 de ellos fueron varones, uno de ellos menor de edad, y tres mujeres.

Agregó que solo 30 autos, de los 42 conductores que dieron positivo en la prueba, fueron remitidos al corralón oficial, del cual, una vez cumplida la sanción correspondiente, los propietarios debieron pagar el arrastre de 550 pesos a la empresa concesionaria para ser liberados.

Dijo que en la aplicación del Programa de Control y Prevención de Accidentes por Ingestión de Alcohol en Conductores de Vehículos de Motor, (Alcoholímetro), participa personal plenamente identificado y certificado de cinco dependencias municipales, y en su reanudación el pasado fin de semana, se agilizó la logística para no afectar la movilidad vehicular.

En el arranque del programa, el alcalde Pablo Basáñez García informó, que en los próximos días propondrá al Cabildo una modificación en la aplicación de sanciones del alcoholímetro, para que éstas sean incrementadas y ejemplares, a fin de disuadir esta conducta.

Dijo que en la propuesta se invitará a integrantes de la industria restaurantera para que coadyuven en el objetivo final, de manera que se establezca un programa de Taxi seguro, acompañado con multas a quienes expenden bebidas alcohólicas y permitan que un consumidor alcoholizado maneje en esas condiciones, y sufra un accidente.

El presidente municipal precisó que las sanciones tienen un destino claro. En primer lugar, se dará una gratificación especial a los elementos que participan en la aplicación del programa, además de iniciar un ambicioso programa de educación vial, dirigido principalmente a los jóvenes en las escuelas, para dar a conocer las consecuencias de manejar en estado etílico.

El alcalde Pablo Basáñez García dejo claro que se trata de un programa blindado, es decir, “si el presidente municipal maneja alcoholizado tendrá que ser remitido al Centro de Estadía Temporal, que vale decirlo, está en perfectas condiciones. Del blindaje contra el influyentismo depende el éxito de de este programa, aquí no vale el fuero” puntualizó.

En la aplicación del Programa de Control y Prevención de Accidentes por Ingestión de Alcohol, participan la Comisión de Derechos Humanos Municipal, el DIF, la Contraloría y la Dirección de Tránsito Municipal y Seguridad Ciudadana; aplicando una logística aleatoria de detención de vehículos.

Precisó que sumado a las dependencias municipales que colaboran en el programa, se promoverá la observancia de asociaciones civiles para garantizar el desempeño y transparencia en la aplicación del alcoholímetro. “Lo que queremos es que la gente en Tlalnepantla se sienta protegida, que sepan que estamos comprometidos en cuidar su integridad”.

El funcionario abundó que el alcoholímetro será permanente todos los viernes y sábados, a partir de las 10:30 de la noche y hasta 3 horas del día siguiente, en 20 puntos itinerantes, para que la gente no los ubique, porque lo importante es evitar conductores bajo los efectos del alcohol en las calles de Tlalnepantla.